viernes, marzo 28, 2008

Congrio con Guisantes

El Señor Pla en su libro "El que hem menjat" le dedica a este plato un capitulo enterito. En él explica brillantemente como se conjugan los sabores entre si de estos dos ingredientes que además son y cito textualmente "un dels plats primaverals menys discutibles" (uno de los platos primaverales menos discutibles) ya que los congrios de mejor calidad, más grandes y por tanto más aprovechables se encuentran con mayor facilidad en el mercado al principio de primavera justo cuando empiezan a aparecer los primeros guisantes de temporada y que ambos unificando su ligereza hacen un plato sublime.
Sabiendo esto, ¿como se me quedó la cara cuando en el mercado de mi Barrio, no en la Boqueria no, en mi Barrio, que no suele haber mucha variedad de nada vi el mismo día que había congrio y guisantes?? ¿Como no iba a comprar ambos dos e intentar cocinar el platillo tan alabado por el señor Pla?? Si es que no podía, no podía.

Así que compré este "peaso" de Congre que efectivamente, es un pez feo (eso lo digo yo) y resbaladizo, ("llefiscós" como diría el sr. Pla) pero barato, a unos 4 € el kilo, eso si, te lo tienes que llevar entero y este mío pesaba 3 Kg. y medio, después de comprar 1 kg de guisantes frescos me fui para mi casa tan contenta y al día siguiente (era sábado, ya he explicado mis problemas con los sábados) me puse manos a la obra.


Primero con la cabeza, la espina y las verduras de siempre, ya lo expliqué por aquí, preparé un caldito. Seleccioné los trozos de congrio que me parecieron más adecuados, grandes, enteros y con las mínimas espinas posibles. Aproximadamente medio kilo de pescado y unos 400 gr de guisantes, aceite, harina, perejil 3 dientes de ajo y una cebolla bien picada. Lo primero que hice fue hervir los guisantes, eran un poco “gordicos” y lo creí más apropiado, un par de minutos solamente, para que se ablandasen un poco. Hecho esto, en la cazuela de barro puse a dorar la cebolla, a media cocción añadí los guisantes. Cuando la cebolla empezaba a tener color, añadí la harina y la sofreí un poco mezclándola bien. Después añadí el caldo de pescado y puse el congrio, ya salado, encima. Lo dejé cocer durante unos 10 minutos, controlando que no se pegase. Mientras en la picadora piqué los ajos junto con el perejil y lo añadí a la cazuela, rectifiqué de sal y la puse inmediatamente en el horno a temperatura media durante 5 minutos y luego un par de minutos más con el gratinador. Y ya. Más fácil imposible!! Rico, barato y rápido y además un verdadero plato de temporada.
Además en el congelador me queda caldo de congrio y medio animalico que reservo para otros menesteres, por ejemplo un arroz, que parece ser que también queda muy rico.

Por poner una pega, los guisantes no eran tan pequeños como recomendaba el sr. Pla en su libro, pero es lo que encontré, intenté seleccionarlos pero si no se hubieran quedado en nada y el pescado que nunca lo había probado me pareció muy rico, si que tiene bastantes espinas, pero merece la pena probar este guiso.

Lrk.

martes, marzo 25, 2008

SOPEM EN BLOC

Como es costumbre en mi, voy tarde. Pero bueno. De todos modos antes de volver a poner algunas de las recetillas perpetradas estos días, no podía hacerlo sin antes agradecer a Mar en particular y al resto de los asistentes de la cena "dels Blocaires" la oportunidad de haberlos conocido y la oportunidad de poder intercambiar conocimientos y experiencias de este pequeño mundo que hemos ido creando cada uno de nosotros. Desde aquí un saludo a todos, a los que conocí mejor, a los que ya conocía y volvía a ver y a los que debido a la logística no me fue posible más que intercambiar el saludo inicial. A todos encantada de haberos conocido, y si hay una siguiente ocasión, seguramente sevidora estará allí de nuevo para poder charlar un poco más con todos ...

Dejo el enlace de SOPEM EN BLOG, porque ahí están enlazados todos los blogs de los asistentes, y puedo seguir visitándolos sin tener que poner una lista interminable en mis enlaces habituales.


La tarjeta de la foto es la que hizo, para cada uno de nosotros,
Deliciosa Martha y en mi opinión fue todo un acierto.

Lrk.

lunes, marzo 03, 2008

Rap Al All Cremat "A Lo Pobre"

Esta es una receta clásica de la cocina tradicional catalana, le he sacado del libro de Manuel Vázquez Montalbán La cocina de los Mediterráneos, un libro muy recomendable de una colección igual de recomendable.

Como de costumbre tuve que hacer alguna variante por lo de siempre, primero compro y luego me informo, además habíamos salido el día anterior, una se va haciendo mayor y genéticamente no está preparada para madrugar, con lo cual me levanté tarde, y me tuve que conformar con lo que quedaba en la pescadería. Una cola de rape preciosa y unos mejillones guapos, guapos!!. En principio, según en libro de Montalbán la receta va con gambas, por eso esta variante la he llamado “a lo pobre”, aunque quedó muy rica.

Así pues los ingredientes que utilicé fueron

  • 2 Lomos de rape
  • 12 mejillones
  • 1 hoja de laurel
  • perejil
  • 2 rebanadas de pan (como de costumbre no tenia pan normal y utilicé Bimbo)
  • un poco de guindilla
  • 5 dientes de ajo
  • 1/2 litro aprox. de caldo de pescado
  • Aceite de oliva
  • 3 tomates maduros, partidos por la mitad y sin pepitas
  • unos cuantos tomates cherry
  • sal, pimienta recién molida y harina


Lo primero es preparar el caldo de pescado, para que mientras se va preparando el guiso se vaya haciendo.

Yo lo hago de la siguiente manera. En una cazuela puse aproximadamente un litro de agua con una cabeza de merluza , y la espina del rape,(este rape mío era un inconsciente y no tenía cabeza, si no, prefiero hacer el caldo con la cabeza del propio animalico que vaya a cocinar) un par de zanahorias, la parte blanca de un puerro, una cebolla, una hoja de laurel, una cabeza de ajo, unos granazos de pimienta de Jamaica (muy olorosa, me encanta), perejil, aceite y un chorrito de manzanilla. Media hora más o menos se tarda en hacer el caldito. Si se es previsor y se tiene caldo hecho pues eso que te ahorras.
Mientras se va haciendo el caldo, se pelan y se cortan en láminas finas los dientes de ajo y se fríen en una sartén con bastante aceite. Tienen que quedar bien dorados, pero sin quemarse, que si no amargan y destrozan el guiso. Una vez doraditos los saqué y los puse en el vaso de la batidora. En ese mismo aceite, se fríe el pan , en este caso como es de molde, cortado a cuadraditos, junto con el laurel , la poca guindilla y el perejil picado. Una vez frito, se añade al mortero con los dientes de ajo. En el mismo aceite se fríen también los tomates,tal cual, partidos por la mitad y sin semillas. Se añaden al resto de ingredientes y se pica todo bien fino. Hecho esto, se cuela el caldo y se pone en una cazuela junto con toda la picada que tenemos preparada, y se deja hervir entre cinco y ocho minutos. Mientras tanto se sazona el rape, con la sal, la pimienta y se reboza en la harina. Se sofríe en una cazuela de barro en el aceite restante de freír todos los ingredientes de la picada y cuando ha cojido color se le añaden los mejillones, los tomates cherry y la salsa, y todo el conjunto se mete en el horno aproximadamente 10 minutos.

Quedó muy bueno, que voy a decir yo, si le he dedicado un post y todo, pero como eramos dos e hice para cuatro sobró un poco, así que le añadí unas patatas y para al día siguiente tenía un “Rap Al All Cremat Paupérrimo", (es decir con poco rape, algún mejillón, y bastantes patatas) que a mi Mini Yo le pareció comida de Dioses.

Lrk.

jueves, febrero 28, 2008

Estofado De Ternera Con Patatas Gallegas "A Mi Bola"


Este post lo escribo única y exclusivamente para mí. Así que el que no quiera leer que no lea. Hoy (léase sábado pasado) he hecho unas patatas estofadas con carne (o una carne estofada con patatas) requetebuenas, las he hecho a mi bola, de ahí el titulo, y para que no se me olviden lo pongo por aquí, porque es lo que tiene vivir en la Luna, que si no lo escribes se te olvida, y lo digo con conocimiento de causa. Hice hace poco un Bacalao confitado con una salsa riquísima, y no me acuerdo que era lo que le puse, así que antes de que se me olvide y no lo pueda hacer más lo publico.

Los ingredientes son

1/2 kg de carne para estofar partida a cuadrados
2 patatas grandes partidas a pellizcos (gallegas, que he descubierto hace poco y a las que intentaré dedicarle un post un dia de estos)
6 dientes de ajo picado
perejil picado
2 zanahorias ralladas
2 cebollas picadas
1 tomate rallado
una hoja de laurel partida en dos
una ramita de salvia picada
una pizca de romero
una pizca de pimentón de la vera "agridulce"
3/4 de litro aproximadamente de cardo de carne "gallina Blanca" (si que pasa, no tenía del mio)
Sal, pimienta y harina para rebozar la carne
Aceite de oliva
Un poco de manteca de cerdo

Es fácil y lo único que requiere es un poco de tiempo para que la carne quede tierna, pero es que me quedó tan rico que no quiero dejarme ni un ingrediente exacto de lo que puse.

Primero se pone en la cazuela el poco de manteca junto con el aceite a calentar, mientras voy salpimentando la carne y le añado la harina, como si fuera sal, que no quede demasiado enharinada, y la pizca de romero. Se hecha en la cazuela y cuando empieza a coger color se le añaden los ajos y el perejil y se le da vueltas para que se mezcle el sabor de el ajo y perejil con la carne. Cuando comienza ha estar dorada se añade la zanahoria rallada e inmediatamente la salvia. Más vueltas. Se tapa y se baja el fuego, y se mantiene así un par de minutos. Se le añade el tomate. Se sube el fuego y se sigue dando vueltas. Se añade la cebolla picada. Se sigue dando vueltas y cuando tiene un poco de color, se baja de nuevo el fuego y se vuelve a tapar para que la cebolla se ablande. Unos cinco minutos más o menos. Se destapa se sube el fuego y se añaden las patatas y el pimentón se sigue dando vueltas para que se sigan mezclando los sabores y se le añade el caldo de ternera que cubra todos los ingredientes y se vuelve a tapar. Cuando comienza a hervir se baja el fuego y se deja así entre los 20-30 minutos. Pasado ese tiempo...A comer!!


Quedó más ligero que el Estofado de Ternera Al Vino del Montsant que hice en su dia. Y como todo, supongo que si uno le pone caldo de ternera propio igual está mejor. Yo no tenía hecho y preferí el recurso fácil de comprar el de Gallina Blanca, que cumple con su cometido honrosamente, que hacerlo con agua. Si se le ponen unos guisantes frescos, cuando sea temporada, a principios de primavera, creo, también ganará el plato. Pero este tal cual, me salió redondo. Mi Maxi por la noche todavía se acordaba.

Acompañamos el guiso con un fantástico vino del Douro, como no, seleccionado por mi Maxi.

El vino en cuestión fue el Maritávora del 2004, comprado en Coalla Gourmet, con una estupenda relación calidad-precio. De color rojo intenso y vivo y una nariz fresca y frutal, con notas a frutas rojas frescas y un toque tostado bien integrado. En boca se presentó tan fresco como se espera, con recuerdos a frutas rojas y a tostados de nuevo, y recuerdos a frutos secos todo muy bien integrado y redondo. Con un final franco y largo que además creo que le daba ligereza al guiso. Muy bueno.

En definitiva una comida perfecta.

Ay, que dura es la vida!!

Lrk.

domingo, febrero 17, 2008

Lomo A La Sal Con Tagliatelle al "Aglio e olio"

Desde hace unos meses mi hermana, mi mami y yo dejamos instaurados los sábados familiares. Nos reunimos las tres a almorzar para vernos y comentar como ha ido la semana. Antes de esto podíamos pasarnos meses sin vernos así que nos pareció una buena manera de mantener el contacto y así sacar a pasear a mi madre (queda feo dicho así pero es que solo salia de casa para ir al médico). Así pues, pasamos toda la mañana juntas, normalmente después de almorzar nos damos una vuelta por el mercado, o vamos a ver tiendas, a los encantes... En fin, cosas de chicas. Normalmente intento controlar el tiempo pero a menudo nos dan las tantas y yo me tengo que ir corriendo a recoger la compra que tengo encargada y alguna cosa más que siempre queda por comprar, con lo cual llego a casa entre las dos, dos y algo, arreglo y guardo la compra y ya son, con suerte las tres. A esas horas ya no tengo ni tiempo ni ganas de ponerme a cocinar grandes platos, pero como nos gusta comer intento hacer cosas apetitosas y sobre todo rápidas.
Hoy ha sido cuando he pensado añadir una etiqueta nueva, será Comidas de Sábado. Y viene a ser eso comidas sencillas, como todo lo que hago, pero sobretodo que se hagan rápidamente o bien que te dejen algo de tiempo para ir haciendo otras cosas. La semana pasada hice lomo a la sal con tallarines al "Aglio e olio" y fue visto y no visto.


INGREDIENTES

  • 250 gr. de Tagliatelli
  • 2 dientes de ajo grandes bien picados
  • Perejil picado
  • Guindilla picada
  • AOVE


Para el lomo a la sal

  • 1/2 kg en un trozo de lomo ibérico
  • Sal gorda


Pongo a calentar el horno a 220º y el agua a hervir para los tagliatelle. Mientras coge todo temperatura voy preparando el lomo. Se pone una base de sal, el lomo encima , se cubre completamente de sal y se le echan unas gotas de agua. Cuando el horno está a temperatura se mete unos 10 minutos más o menos, pasado ese tiempo se bajan los grados a 150 y lo dejo 5 minutos más. Después de ese tiempo lo mantengo otros 5 minutos más dentro del horno apagado. A nosotros nos gusta que quede crudito aunque lógicamente los extremos siempre quedan más hechos. Este es su aspecto. A modo orientativo la costra de sal tiene que partirse, en ese momento, para mi ya está y puedo apagar el horno.

Mientras se va haciendo el lomo pongo ha hervir la pasta el tiempo recomendado en el paquete. En este caso fueron 6 minutos y mientras se va haciendo la pasta, en el aceite se pone a freír el ajo, cuando tiene un poco de color se le añade el perejil y una pizquita de nada de guindilla (no nos gusta que pique demasiado) se saca del fuego para que el ajo no se queme y cuando la pasta está hecha y colada se mezcla con el aceite.

Se corta el lomo y se sirve acompañado de la pasta.

A veces a la sal le pongo cositas, pimienta rosa, negra o de Jamaica, orégano o romero, alguna vez también le he puesto pimentón de la vera y sal de apio...

Lo solemos acompañar, con mostazas pero en esta ocasión el jugo que soltó al partirlo lo mezclé con un poco de mayonesa y mostaza antigua e hice una salsita suave.

Es un plato sencillo, pero si la carne es buena, está sabrosísimo y desde luego más rápido de hacer imposible.

Lrk

jueves, enero 31, 2008

Pies ( O Manitas) de cerdo con setas

Lo que son las cosas. Cuando era joven e inconsciente no me gustaban nada de nada los pies de cerdo, y eso que a mi madre le salían de miedo. Si no había más remedio me los comía, claro, pero la piel ni loca, y desde luego, si podía elegir, prefería otra cosa, que te diré yo...un pollo al horno con patatas, por ejemplo.
Hasta que tienes esa edad, en la que un día no vienes a cenar, y la cena se queda preparada sin que nadie se la coma, otro igual, y otro, hasta que al final tu madre se cansa de prepararte cena y empieza a pasar de ti “igualico” que tu pasas de ella, y hace la cena pensando en lo que les gusta a ellos y no a ti; y mira por donde llega la niña, tarde y hambrienta y solo hay pies de cerdo.

-"O cenas eso o te haces lo que quieras pero es lo que hay!!"

Y bueno, me estuvieron divinas, fantástica, riquísimas.... Me comí la piel, chupé los huesos, mojé pan en el tomate y creo que hasta me comí un plátano para redondear la cena. A partir de entonces me gustan, y mucho y a mi Maxi le gustan más, con lo cual no se porqué no los había hecho antes.
Estuve buscando, porque quería que fueran diferentes, pero tampoco las típicas solo con tomate. O deshuesadas y rellenas de lo que sea, que dan más faena, aparte, que escurar los huesos es lo que más me gusta y en los restaurantes, suponiendo que te pongan los pies con huesos, que no es lo más habitual, tampoco te puedes poner a chupar y re-que- te-chupar como lo puedes hacer en la intimidad de tu casa. Por otro lado también hay que tener en cuenta la cabeza de servidora, que descongela los pies y luego mira recetas para coger ideas...

Así que como decía, busqué por todos los libros y revistas de casa y finalmente la única que nos pareció apetecible era una receta que encontré del restaurante El Passadís del Pep, un clásico entre los clásicos, y que, aunque no tenía todos los ingredientes que ponía al pie de la letra, me podía apañar con lo que tenía.

Los ingredientes que yo utilicé fueron:

  • 5 manitas de cerdo
  • Variado de setas secas, (camagrocs, (Cantharellus lutescens), ceps (Boletus edulis), trompetes de la mort (Craterellus cornucopioides)) A ojo.
  • 5 shitakes secas
  • 1/2 corte de cansalada viada o lo que es lo mismo, tocino entreverado
  • 3 mollejas de pato confitadas cortaditas a trozos
  • 2 cebollas
  • 4 tomates
  • 3 clavos de olor
  • 1 Hoja de laurel
  • 1 ramita de romero seco
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • una zanahoria
  • una rama de apio
  • un trozo de puerro de la parte verde
  • 10 Almendras
  • Piñones. A ojo
  • 10 avellanas
  • 1 diente de ajo


Lo primero es poner a hervir los pies, atados para que no se deformen, con la cebolla con los tres clavos de olor clavados en ella, el laurel, el romero, la mitad de la cabeza de ajos con piel, el puerro, la zanahoria, el apio y bastante sal. Por lo que leí, debían estar hirviendo de una hora y media a dos horas (en unos sitios ponía una hora y media y en otros ponía dos) yo la hice en la olla Express y libremente pesé que con 45" estarían perfectos. Los hice el día anterior para no tener que ir con prisas después.
Por la mañana me puse con el sofrito. En una cazuela puse aceite, la molleja de pato, y la cansalada cortada muy pequeña con un poco de sal, poca, que la cansalada ya está salada, hasta que estuviese dorada, en ese momento añadí la otra cebolla bien picada, dejándola también dorar. Una vez doradita incorporé los tomates pelados y partidos a trozos y el resto de la cabeza de ajos con su piel. A fuego medio durante aproximadamente 15" más o menos. Mientras, hice la picada triturando los frutos secos y el ajo, con un poco del agua de hidratar las setas. Cuando el sofrito estaba más o menos hecho añadí la picada y un poco de agua de hervir las manitas y dejé reducir un poco más. Pasados unos minutos añadí los pies de cerdo y le puse otro poco más de caldo dejándolo cocer a fuego lento durante 20 minutos más, destapados.

Autocritica Constructiva.->Tengo que mejorar el tiempo de cocción porque se me deshicieron un poco. Tiernísimos eso si. Cuando le eché la foto pensé que no hacía justicia a lo buenos que estaban y que no la publicaría, pero como sobraron le llevé un poco a mi madre y cuando se los comieron me llamó para decirme lo buenísimos que estaban, que estaban mejor que los que hacía ella, y que (como en el anuncio del detergente) se lo había dicho a todo el que la quisiera escuchar.

Me gustó tanto que creí que igual si se merecían un Post.

Lrk.

viernes, enero 18, 2008

Que Me Voy De Cena!! (Sopem En Blog)

Bien, pues el tema es este.

Mar Calpena, nos ha propuesto a los blogueros catalanes hacer un encuentro del tipo que hacen los blogueros gallegos y sus famosas Xantanzas.

El caso es que a mi me parece fantástico esto de conocernos unos a otros, y me he apuntado. Hacerlo es muy fácil. Vas al Bloc de la Mar, sigues las instrucciones indicadas, cualquier duda se pregunta, y te apuntas diciéndolo (o escribiéndolo) en el mismo post. En todo caso, avanzo que parece ser que ha quedado fijada la fecha para el 7 de marzo y será una cena.

Algunos que se han apuntado ya los conozco, pero el resto es un misterio y mola!!

Mar, t'he agafat prestada la teva imatge per posar-la com logo del sopar en el enllaç que he deixat fix del "esdeveniment"

Lrk.

miércoles, enero 16, 2008

Briámi

Briámi es una cazuela de hortalizas gratinadas, algo parecido al pisto con patatas o al pisto francés, y remarco el algo parecido porque creo que la cocina española, italiana, griega...y por que no?? francesa, tienen muchas cosas en común. Para empezar el gusto por los productos frescos en general y por las verduras y hortalizas en particular, aunque cada una tenga sus múltiples características intrínsecas que las diferencie.

Pues decía que el Briámi, es una cazuela de hortalizas gratinadas, que supongo que se comerá en toda Grecia, pero que es particularmente característico de las islas del Norte del Egeo (léase Lemmos, Lesbos, Quíos, Icaria, Psara, Innusses y Samos ¿me dejo alguna?) donde la gastronomía es muy variada ya que han desarrollado mezclas increíbles a partir de elementos griegos, venecianos y turcos que al combinarlos con ingredientes propios marcan la diferencia unas de otras desde el punto de vista culinario. Además con el valor añadido de que en Samos se encuentra una de las bodegas más conocidas de Grecia donde elaboran los mejores vinos de moscatel, vendidos en todo el mundo.

En definitiva, el Briámi se compone de:


  • 500 gr de calabacín cortado en rodajas
  • 500 gr de patatas, peladas y cortadas en rodajas finas
  • 500 gramos de berenjenas también en rodajas
  • 500 gr. de tomates cortados a dados
  • 2 cebollas, cortadas en aros
  • 1 pimiento verte, cortado a tiras
  • Perejil piado
  • 1/2 cucharadita de tomillo seco
  • 1/2 cucharadita de orégano
  • un vaso de AOVE
  • un vaso de agua (supongo que si es mineral mejor, yo le puse del grifo)
  • 200 gr. de queso de cabra desmenuzado
  • sal y pimienta negra recién molida


Se pone el horno a 180º y mientras se calienta se van colocando las hortalizas en una fuente refractaria condimentándolas con el orégano, el tomillo, la sal y la pimienta. Se mezcla todo bien y se vierte por encima el aceite y el agua. Metemos la fuente en el horno y se deja más o menos alrededor de una hora y media, si fuera necesario se añade un poco más de agua. Un poco antes de sacar el Briámi del horno se esparce el queso de cabra por encima y
se gratina. Se debe servir caliente, pero a mi me pareció más bueno frío y reposado de un día para otro.
El queso que utilicé creo que era un Manúri, un queso blando y suave de oveja que se hace en diversas regiones, y digo creo, porque lo compré en mi carniceria-polleria-charcutería de siempre y mi Carmen no supo especificarme mucho mas que el hecho de que era griego y no era Feta. Por las características del mismo deduje que era el que comento.

Y no, no he estado en Grecia hace poco. De hecho nunca he estado en Grecia, todo esto lo he sacado y puesto en practica gracias al libro "Culinaria Grecia. La cocina Griega" de la editorial Könemann un gran libro del cual ya tengo varios en mi colección, completito donde los haya. Que te va introduciendo en el país a través de sus regiones, explicándote detalladamente las características gastronómicas de todas y cada una de ellas.

Lrk

PD. No. Este libro no me lo han traído los reyes. Y no. No he venido ha hablar de mi libro.

martes, enero 08, 2008

Mi Soplete

Como he sido una niña muy, muy buena y me he portado bien con mis Reyes (lease, Maxi y Mini), los Reyes se han portado muy bien conmigo y me han regalado un soplete de cocina.

VOILÀ (mira que majo)


El caso es que lo quería hace mucho tiempo, aunque bien bien, no me había parado a pensar para que lo necesitaba, creo que me entró el mono cuando leí esta receta de garbancit@, después vi en el programa Plat Combinat una receta, precisamente de Jordi Herrera, unos Canalones de fideos rellenos de verduras y salsa de escalivada ...O algo así. En fin, una cosa muy original que se hacía con el soplete, y claro, culo veo culo deseo, "melopidí". No creí que se me hiciera caso, y me olvidé.
Ahora tengo un soplete y aunque, después de la ilusión inicial y de intentar gratinar con él unos canalones (para eso no sirve), me quedé un poco parada de para qué cosa aparte de quemar el azúcar de la crema catalana, o caramelizar un Foie lo podía utilizar.

Hoy he estado dando una vuelta por la red y resulta que se pueden hacer un montón de cosas con él. Desde utilizarlo para limpiar carnes con pluma o pelo, que me parece fantástico, hasta un montón de recetas de cocina a los cuales les quieres dar un toque ahumado, o como dije antes, caramelizar postres o platos salados que queramos contrastar...


Estoy fascinada!!!

Este fin de semana lo pongo a prueba y ya contaré por aquí los resultados. Se aceptan sugerencias...que le quiero dar caña al soplete y cualquiera aportación será bien recibida.

He dicho que estoy fascinada???


Lrk

jueves, enero 03, 2008

Pastitas De Calabaza Y Tortas Finas (o algo así)

Cada Navidad mi madre hace unas pastas, supongo que las deben hacer en muchas regiones igual pero para mi son las típicas de mi madre. Una amiga suya le manda por noviembre, un par de calabacitas, para guisar y para confitar.
Pues bien, la de confitar la guarda, hasta que llegan las fiestas de Navidad, que supuestamente, ya ha adquirido el punto exacto de madurez para su cometido y entonces prepara unas Pastitas de Calabaza Confitada y unas Tortas Finas que son nuestra delicia y nos hace retroceder en el tiempo.
Mi madre se va haciendo mayor y cada vez le cuesta más hacer las cosas, (bueno, más que hacerlas ponerse, luego una vez puesta no hay quien la pare) así que este año como se hacía la remolona, yo me presté voluntaria para hacerle de pinche y, una vez más, en plan reportera dicharachera, tomar notas y fotos de todos y cada uno de los pasos que da para hacer esas delicias con las que año tras año nos ha estado agasajando.
Cuando llegué, ella ya tenía confitada la calabaza, pero me explicó detalladamente que el día de antes, la puso ha hervir con su piel en agua abundante, y un limón partido a cuartos. (Lo tuvo que hacer en dos veces porque no tiene ollas tan grandes como para cocer semejante calabazón todo en una) Una vez hervida, con una cuchara fue sacando
toda la pulpa de la calabaza y separando las pepitas y en un colador la dejó escurrir durante la noche.
A la mañana siguiente, ya escurrida, la confitó en una sartén con aproximadamente algo más de 1/2 Kg de azúcar, el zumo de un limón y un poco de agua en la que habían sido hervidas el día anterior. Y entre hora, hora y media,
ya la tenía confitada. Según me dijo, es cuestión de ir dándole vueltas para que se deshaga el azúcar y se mezcle bien. Un curro vamos, y eso que no quería ponerse!!

Así que como el trabajo duro ya estaba hecho, inmediatamente nos pusimos manos a la obra, codo con codo. Ahora necesitábamos para la masa:
(Las medidas, como buena madre mayor de 70 años son siempre orientativas, yo digo lo que pusimos pero más bien a ojo)

  • 1 kg y medio de harina

  • 2 cucharadas (pero no soperas, si no de cucharón) de azúcar

  • 2 vasos de agua, pero de anís (adivina cual)

  • 3 vasos de aceite (Mi madre gasta un aceite de sabor bastante fuerte, así que le pusimos 1 de oliva y 2 de girasol, aún así se notaba el sabor del aceite)


Entonces, en una fuente honda, en este caso, relativamente honda, pusimos la harina, el azúcar y el anís, y calentamos un poco el aceite en una sartén, no mucho, solo que cogiese temperatura para que el calor deshiciese el azúcar. Mientras ella añadía el aceite con cuidado yo lo iba meneando, hasta haber echado todo el aceite, después, como con el cucharón de madera era un poco difícil de mezclar, le dimos primero con las
manos en el bol y luego amasándola en la mesa. Ahí mi madre me dio una lección magistral de amasado que yo creo que nunca podré superar. Es lo que tiene no tener Princess, ni Thermomix, ni nada por el estilo.
(Me pareció tan chulo que al final del post y por si no se ve muy bien el enlace he colgado el vídeo que le grabé en plan cutre con la máquina de fotos.)
En fin, a lo que íbamos, una vez bien amasada ya era cuestión de ir cortando en redondo la pasta y rellenándola de la calabaza confitada, se cierra, se sella con un tenedor y se coloca ordenadamente y sin que se toque en la bandeja del horno. El horno de mi madre (es particular, si) es de gas, es una cocina antigua, lo cual da más intriga al asunto, porque primero tienes que poner el fuego por abajo, una vez están hechas, se enciende el fuego por arriba. No tiene temporizador, con lo cual, lo único que puedes hacer es ir echándole un ojo, y cuidadito, no se apague en un abrir y cerrar de puerta. Si no recuerdo mal, estaban entre 10 y 15 minutos de cada lado. Ya digo, controlando. El caso es que tienen que quedar más o menos
así. Luego, se rebozan en azúcar y ya están listas, para dejar enfriar, lo justo, e hincarles el diente. Así sucesivamente hasta acabar, o la pasta o el relleno. En este caso como quedaba muy poco relleno y bastante pasta decidimos hacer una bandeja de Tortas Finas, (las llaman así porque son parecidas al mantecado, la diferencia es que se hacen con aceite, no con manteca, de ahí su nombre) le añadimos un poco de levadura Royal, una pizca solo. Las cortamos con un corta pastas que tiene más años que yo, de forma de corazón, y lo mismo que antes; horno, control que no se quemen, puerta abierta, puerta cerrada y si no recuerdo mal estuvieron listas con algo menos de 10 minutos por cada lado.

En total nos salieron unas 40 Pastas de calabaza y 20 de Tortas finas.

Y las semillas las tostamos con sal y me las comí por la tarde en una sentada.

Lrk

Igual no soy imparcial, porque claro, es mi madre, pero creo que merece la pena perder un minuto en verlo.


video