domingo, febrero 01, 2009

COMER EN TIEMPOS DE CRISIS. CALLOS!!


CRISIS. Es el tema más recurrente en cualquier conversación, unos se aprovechan de ella y la utilizan en su propio beneficio, hay quien dice que no existe, pero lo cierto es que cada vez nos cuesta más llegar a fin de mes.


Yo también me aprovecho de la crisis para intentar, con esta receta, retomar mi blog que hace casi una año que tengo abandonado.


En mi caso la recetilla no es que la haya elegido especialmente por el precio al que sale, si no porque resulta que mi Maxi es un amante de los callos (!¡) y yo sin enterarme. Pero viendo lo fácil que son hacerlos, lo ricos que quedan y sobretodo, lo económicos que son, me pareció buena idea volver otra vez por aquí y contarlo.


La casquería la tenemos olvidada desde hace años. Si es verdad que de un tiempo a esta parte ha comenzado a resurgir un poco más, por ejemplo, esas carrilleras que ahora están tan de moda en los restaurantes no dejan de ser casquería. También es cierto que no a todo el mundo le gusta, tiene un sabor fuerte, particular... pero a quien le gusta la casqueria, le suele gustar mucho. Si eres de los afortunados a los que les gusta, esta es una receta la mar de apañada para preparar a fin de mes.

Como no los había hecho nunca busqué referencias en mis múltiples libros pero no me acababa de convencer así que recurrí a mi hermana que es la reina de los callos. A mi cuñado le encanta la casquería en general y los callos en particular así que por lo menos tenía un buen referente. En definitiva, utilicé la técnica de preguntar a la hermana mayor, como se hacía antes de que existiera Internet, y la llamé para ver como los preparaba ella y aunque no pude evitar hacer alguna aportación de mi cosecha, como las ñoras y algún que otro detalle, en realidad para mi estos son Callos a la Mariangeles.


Después de recopilar la información dada por mi hermana me fui al mercado a por los ingredientes y por 10€ preparé unos callos que en opinión tanto de mi Maxi como de un amiguete que vino a comer a casa eran de los mejores que se habían comido en mucho tiempo. OIX!!

Los ingredientes son los siguientes:

700 gr de callos rosas
300 gr de cap i pota

Una pizca de pimentón de la vera


Para hervir los callos


Una rama de apio
Una cabeza de ajos
1 hoja de laurel
Unas cortezas de jamón
Una pastilla de Avecrem


Para el sofrito


100 gr. Jamón a tacos
50 gr. Chorizo cortadito
Una cebolla grande rallada
Un pimiento verde partido a trocitos pequeños
¼ De tomate natural rallado en este caso utilicé un tomatazo que pasaba eso más o menos (podríamos decir transgénico pero en realidad me lo dio mi hermano del pueblo)
1 guindilla
2 ñoras

Ante todo, lo primero que hay que saber es que hay dos clases de callos lo blancos, mas bonitos, llamativos y económicos (6 €/Kg. en mi mercado) y los rosas, que como su nombre indica son rosados, y de apariencia menos llamativa, nacionales y además un pelín más caros (6,50 €/kg) pero que al parecer son mucho más sabrosos que los blancos. Mi hermana me dijo que ella siempre compraba los rosas, el resto me lo explicó el vendedor.

Compré 700 de callos rosados y 300 de capipota, siguiendo las indicaciones de mi hermana, sin partir porque así se limpian mejor y los trozos te los partes tu a tu gusto.

Una vez lavados y cortados al gusto de una, se ponen en una olla con la rama de apio, la cabeza de ajos, la hoja de laurel, las cortezas de jamón, el avecrem (he de decir que no soy muy amiga de “avecrenes” pero como así lo hace la experta yo sigo los pasos indicados por lo visto así no tienes que preocuparse por la sal y quedan más sabrosos) y el agua suficiente para cubrir los callos. Se ponen a hervir.

Mientras se cuecen los callos se va haciendo el sofrito. Primero se sofríe el jamón y el chorizo, se añade la cebolla rallada y el pimiento partido a trocitos, que se vaya haciendo a fuego suave, cuando estuvo dorada le añadí la carne de las ñoras previamente remojadas en agua caliente, le di una vuelta, acto seguido puse la guindilla, el tomate rallado y la otra hoja de laurel y lo dejé que se hiciera poco a poco mientras seguían hirviendo los callos. También añadí la cabeza de ajos que se estaba cociendo con los callos, sacados como si fuera una pasta. Hecho el sofrito y los callos los colé, quité el laurel, las cortezas de cerdo y el apio y los añadí al sofrito, añadí un poco de agua de hervir los callos y otro poco de agua de remojar las ñoras, mi Maxi rectificó de sal y los dejé cociendo como unos 10 minutos más con el sofrito. Los dejé reposar y a comer.

A mi me pareció que quedaron muy buenos pero mis comensales expertos me dieron sobresaliente alto con lo cual, siendo exigentes como son me doy más que satisfecha y en definitiva comimos como campeones y me quedaron para darles a mi suegro y a mis padres y, como he dicho antes, por unos 10 € aproximadamente.


Es o no es una solución para comer en tiempos de crisis??.


Lrk

9 comentarios:

Camille dijo...

Rubiaaaaaaaaaaaaa
Qué alegría!!!!!
Uhmmm me encantan los callos, pero estoy a dieta!

Muchos besos

p.D ja ja ja síiii ahora soy rubia ja ja ja

barmanbarcelona dijo...

Hola
desde hace poco tengo tu blog en favoritos, y me alegra tu vuelta.
Desde luego el tema de la casqueria ofrece sorpresas y sabores muy ricos, yo recuerdo la lengua de ternera, o los pies de cordero o carrilleras has probado los zarajos?
la receta es riquisima
gracias por tu vuelta

Lurka dijo...

Morenaa!! Ay no que ya no eres morena!!! Rubia, me alegro también de tu renovada vuelta. El ser mami es lo que tiene, se cogen unos kilitos y luego hay que ser muuuy buena para poder dejarlos. :-D

Barmanbarcelona, bienvenido y gracias. No he probado los zarajos pero tengo buenas referencias. Solo se encuentran en Cuenca o los podría encontrar en Barcelona?

Massitet dijo...

Lurkaaaaaaaaa!!!
Benvinguda de nou, guapa!
Ostres, quan t'he trobat a faltar! M'alegra molt que tornis a postejar. I a més a amb callos, un dels plats mítics de la meva infentesa.

Bentrobada, Lurka!

Lurka dijo...

Hola Massiet!!!
Gràcies per les teves paraules, animen molt, de veritat. Vaig veure massa tard que vau fer un altre sopar en bolc.:-( Pot ser pel proper pugui tornar a participar-hi...

Anónimo dijo...

Hola guapa,

Casi me pierdo tu vuelta, ya que hacía tiempo que no miraba tu bloc.

Me alegro que vuelvas a escribir.

A ver si nos vemos prontito!!!!

Dorothy.

Marisa dijo...

Bienvuelta, querida.
¿Qué son los callos rosas?
Besos
Marisa Beato

Dr Zu dijo...

unos Callos, por favorrrrrrr, yo quiero unos callos como los de la foto.
Aaaaaaaa!!!!!!!

Lurka dijo...

Dorothy guapa, no se si estaréis ya de vacaciones o que pero a ver si es verdad y organizamos un encuentro. Un besazo!!

Marisiña, perdona la tardanza, igual ya lo sabes pero yo te lo explico...
Los callos rosas no son más que la tripa de ternera pero de un color más oscuro (rosáceo).En el último libro del gran Abraham Garcia "De Tripas Corazón" lo explica, como no, divinamente. Dice así:"Hasta ahora acostumbraba a servirme de callos de ternera o añojo, siempre los oscuros, jamás los impolutamente blancos, que como ya he recordado han perdido parte del sabor en el químico proceso del lavado"
La sabiduría popular de mi hermana sólo alcanzó a decirme que los más rosados están mucho más sabrosos.

Gracias por el comentario Dr Zu me alegra que le gusten, además estaban tan buenos como parecen.:-D