jueves, julio 20, 2006

Conejo Asado Al Estilo Del Bar Pinotxo


Cuando mi "Mini yo", todavía no empezaba a ser un preadolescente mareante, es decir hace cosa de un par de Navidades, nos fuimos a pasear a la Boquería. Pensé que podía ser curioso que viera la gran variedad de productos, sobretodo pescado, que se pueden encontrar en el emblemático mercado y más en Navidades. Después del paseito y como estaba en edad de crecer, me lo llevé a desayunar al Bar Pinotxo, y nos metimos entre pecho y espalda "Unos chipirones salteados con alubias blancas de Santa Pau" y como el niño se había quedado con hambre un plato de "Capipota".

Salimos encantados, con la comida y con la simpatía de Juanito el “alma mater” del Bar. Seguimos paseando y en la librería del mercado vendían el libro "Pinocho. La vida y la cocina en la Boqueria de Barcelona" Así que lo compré.

Desde entonces, si quiero que coma conejo, lo tengo que hacer como pone en la receta de este libro.
He de decir que a él no le hacía mucho el conejo pero desde que tenemos a Muxu, se convirtió en una lucha imposible a la que yo ya hacía tiempo que me había rendido. Y eso que a mi me encanta el conejo. No me comería a mi Muxu pero a sus primos me los como sin contemplaciones.


Ingredientes

  • 1 Conejo
  • 2 Zanahorias peladas y cortadas en rodajas
  • 2 Puerros
  • 1/2 Cabeza de ajos pelados
  • 1 tomate maduro
  • 1 manojo de hierbas aromáticas
  • 1 copa de brandi
  • 1 vaso de vino rancio (yo le pongo oloroso)
  • 1 puñado de pasas
  • 1 puñado de piñones tostados
  • Harina
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva
Este es mi Muxu.


Primero se salpimienta y enharina el conejo y se fríe en la cazuela (yo utilizo una de barro) con el aceite caliente. Cuando está doradito se retira y reserva. En esa misma cazuela y aceite donde se ha hecho el conejo se sofríen las verduras, junto con el manojo de hiervas aromáticas, las pasas, los piñones y el tomate a trocitos. A media cocción de las verduras y las hierbas, se incorpora el conejo y se deja cocer durante unos 10 minutos, pasado este tiempo se riega con el brandi y se flambea hasta que se apaga la llama. Inmediatamente después se vierte el oloroso (o vi ranci) y se tapa la cazuela, dejando el conejo al fuego otros 5 minutos. Estos últimos controlando, que no quede demasiado seco, si es menos, tampoco pasa nada.

Y ya está. Queda meloso y con un punto dulzón aportado por las verduras y los licores pero muy rico, fácil de hacer y sobre todo que no tengo que hacer comida aparte para mi “Mini yo”, o prepararme para la pelea. Al contrario, le encanta.

Lkr

4 comentarios:

cerise dijo...

humm copiado y guardado en mi carpeta de "Futuras pruebas" pero eso en otoño!!!!

Marisa dijo...

Uhm, riiiiiiiiiiiiico y Muxu es guapísimo.
A mi encanta el conejo así que está recetita cae seguro. Gracias, guapa.

encantadisimo dijo...

Qué bueno que está el conejo bien guisado!!.

Unos animalitos muy bonitos que, si tuviera que sacrificarlos yo, desde luego que me alimentaría casi exclusivamente con pimientos:-).

Lurka dijo...

Cerise no te creas. Encuentro que es un plato que aunque si que puede apetecer más en otoño, ahora también se come muy bien. Marisa, a ver si lo haces y me dices si te gustó.:-D
Encantadísimo, yo he visto a mis padres en el pueblo como lo hacen y opino como tu. VEGETARIANA ME HAGO SOLO DE PENSARLO!!! Pero con todos los animales. Conejos, gallinas, cerdos, corderos....Y los cochinillos!!
Claro que cuando el hambre aprieta…no se si se acaban los remilgos…