miércoles, mayo 17, 2006

Restaurante Rosal 34

El otro día mi Maxi me sacó de paseo y me llevó a comer a Rosal 34, un restaurante que está en la calle Roser 34 de Barcelona (esta nueva moda de poner el nombre del restaurante como el de la calle donde se encuentra está muy bien para las memorias pez como la mía). No iba preparada, es decir no llevaba mi cámara, porque en principio íbamos a ir al Quimet & Quimet que cae muy cerca y al que ya le han puestos nota mucha gente así que no pensaba comentar nada por aquí. El caso es que estaba a tope y él (mente privilegiada) recordó que cerca había otro sitio que también podía ser interesante, así que fuimos para allá y me gustó tanto que creo que merece la pena comentarlo.

Este restaurante solo lleva abierto desde finales del 2004. No es muy grande y se puede comer en la barra o en mesa. Nosotros elegimos mesa. Era jueves al medio día y solo estábamos nosotros y dos mesas que llegaron más tarde.

La decoración es moderna, con unas escaleras que suben hacia unas estanterías plagadas de vinos, con iluminación tenue y un cristal que deja entrever la cocina. Servicio serio pero atento. Nos aconsejaron un Castillo de Monjardin 2003 fermentado en barrica que nos sorprendió por su frescura y por lo bien integrada que tenia la madera, sin marcarse demasiado, dejando que la fruta estubiera más presente y con una buena acidez, nada agresiva. Resultó muy acertado con lo que comimos aunque caro teniendo en cuenta que doblaba el precio en bodega (14.25 €).

Mientras esperábamos nuestros platos nos sirvieron un entrante de la casa compuesto de una crema de garbanzos con coliflor y crujiente de jamón, que estaba muy rico. Inmediatamente después empezaron a llegar nuestros platillos. Unos berberechos al vapor con fruta de la pasión, deliciosos. Nos dijeron que eran gallegos y me lo creo porque eran preciosos, de sabor intenso y con la gracia de la fruta de la pasión le daba el toque ácido sin restarle ese sabor a mar tan rico de los berberechos. (9.10 €) Unas croquetas cuadradas de setas, muy buenas (7 €). Bravas en espuma. Típico plato hecho de espumas y que tienes que comer con cuchara hasta el fondo para coger todos los sabores y la esencia del plato, pero que a mi me encantó (3.90 € c/u) Y dos flores de calabaza rellenas de brandada de bacalao. En realidad eran dos calabacines pequeños y con su flor que efectivamente venía relleno de la brandada y que también estaba buenísimo. (4.50€ c/u) Como teníamos hambre y vino pedimos unos segundos yo un Roast-Fish, que era una ventresca de atún cocinada perfectamente a la plancha decorado con una parmentière. Me gustó aunque la ventresca me la podía haber comido menos hecha, pero tampoco lo especifiqué y como es una parte del atún tan grasa no quedó nada seca (11.55€). Y unos raviolis de rape y setas. Este fue el que menos nos gustó ya que encontramos la pasta del ravioli un poco seca (7.50€). Hicimos postre porque no tenemos fondo. Un coulant de chocolate (6.50€) acompañado de una copa de Rayne Sauternes del 96y un helado de avellanas de Piemonte (3.10€).
En definitiva un restaurante muy recomendable, al cual seguramente vuelva, ya que nos quedamos con las ganas de probar varias cosas que vimos en la carta.
Lkr.

8 comentarios:

encantadisimo dijo...

Interesante descripción. Es un lugar que tengo anotado en mi agenda para visitar; lo haré en cuanto llegue su turno. Tendré en cuenta tus comentarios.

Lurka dijo...

Hola encantadisimo. Ves, a ver que te parece y si coincidimos en apreciaciones. Y sobre todo, no te vayas sin probar los berberechos. De verdad que estaban buenos!!. Ah! y echa fotos que te salen preciosas!!.;-D

amphitrion dijo...

Pues yo no había oido nada de él,lo apuntaré aunque ahora mismo la agenda de lo pendiente es larga. Me apetece probar los berberechos con fruta de la pasión porque después de las ostras con colmenillas (colmenillas pq las probé en Madrid) esos contrastes me interesan.

Lurka dijo...

Bienvenido amphitrion!! Colmenillas con ostras...curiosa combinación... Es lo que tomaste en el Amparo? No sabía que las morillas y las colmenillas eran lo mismo. En catalán se que son múrgoles pero no sabia que en castellano tuvieran más definiciones.

amphitrion dijo...

Puede que me haya confundido y que solo se llamen morillas, culpa mía pq, claro, yo siempre les llamo murgoles ;).
Por cierto, casualidad, en el suplemento de esta semana de Expansión que se llama Fuera de Serie hay un artículo sobre "Tapas de Barcelona" y hablan de ROSAL 34 "Cocina creativa servida en tapas en uno de los locales más innovadores de la ciudad"
Más presión para conocerlo....

Lurka dijo...

Pues ya sabes lo que toca, a la lista de visitables, pero no vale colarlo y ponerlo delante de otros que ya tenias previsto antes!!
Que te estoy viendo las intenciones;-P

amphitrion dijo...

Lurka, la verdad, me quedé con el gusanillo de saber si había tenido un lapsus en mi comentario anterior y hablado de colmenillas cuando debía hablar de morillas.
He mirado el Larrouse gastronómico y resulta que colmenillas y morillas son lo mismo !!!!
Me he quedado encantado conmigo mismo ;)

Anónimo dijo...

Lurka: me encanta tu blog. Ya que te gusta lo mismo que a mi, te recomiendo dos o tres sitios que gozarás:
Casa Lucio (nada que ver con Madrid), Viladomat/Tamarit. Sorprendente. Buenos vinos.
Can Vallés. Aragón 95. Pepe, chef gallego, una maravilla las cosas que hace. foie a la parrilla o todo tipo de cáscaras.
Cal Tito. Vilassar de Mar.
vinos: Hombros (mencía, Bierzo)
Gran Caus rosado; Radix rosé; Secastilla; Syrah de Parés Baltá;
cavas: Blanca (Parés); Gran Caus.
patons.marcdefels