martes, junio 20, 2006

Cena Superrápida

Bueno y ¿qué pasa cuando llegas a casa tarde, con hambre y tienes que echar mano de lo que tienes en la nevera , y pensar poco, y cocinar rápido, porque no hay tiempo??

Marisa lo llama cocina delocay, y eso fue lo que hice.

Llegamos tarde, mi "Mini yo" estaba ya muerto de hambre, mirando con los ojos fuera de sus orbitas la comida del conejo, así que abrí la especie de mini-despensa que tengo, y la nevera e improvisé un poco. Sin matarme a pensar, pero al final resultó una cena bastante menos pesada que las "montgetes amb butifarra".

El caso, tenia un par de tomates verdes bastante grandes, parmesano, unas cuantas hojas de rúcula y en la mini-despensa una lata de espárragos y unas latitas de melva. Esto aliñado con un buen vinagre de jerez (yo utilizo uno de Barbadillo Reserva), un buen AVOE (D.O.Siurana "Cervus"), y una chispita de Sal Maldón. Y listos.

Un inciso.

La melva es uno de mis últimos descubrimientos, en cuanto a conservas se refiere, que hicie en nuestro anterior viaje a San Lucar de Barrameda. Nunca hasta entonces se me hubiera ocurrido de comprar una lata, pero allí es muy común, yo la descubrí en una ensalada de patata hervida con cebolla, pimiento verde y sus buenos trozos de melva. Deliciosa. Me quedé con ganas de traerme una lata de esas grandes que venden por allí, pero desde entonces, siempre tengo aparte de las típicas conservas, alguna latita comprada en el súper de El Corte Ingles.
Es de la familia del atún, su carne y sabor es muy parecida a este o la caballa pero más sabrosa y prieta. Desde luego fue un gran descubrimiento.
Más información en la red pero esta descripción me gusta.

Sigamos.

Como decía, me venía más de gusto abrir una latita de melva, me parecía que llenaría un poco más y le daría más gusto a la ensalada. Pero eso era poco para tres bocas hambrientas, así que como tenía unas gambitas peladas, media docena gambas no muy grandes pero frescas, champiñones y huevos, (he de decir que todo esto lo tenía para hacer los restantes canelones que me quedaron, recomendado por el Gourmet, así que de momento tendrán que esperar) hice un revoltillo de champiñones con gambitas, dos gambas por cabeza a la plancha y unos espárragos.
El resultado lo podéis ver por las foticos. No es nada del otro
mundo, nada que no se le pueda ocurrir hacer a cualquiera en casa, pero es que la ensalada ¡me quedó tan bonita!!

Lkr.

7 comentarios:

Carmen dijo...

Si a esto le llamas cena superrápida, no me imagino como deben ser tus cenas de pan y cuchillo, meditadas, pensadas y debidamente elaboradas!!!! Yo eso lo considero una cena de lujo!!!!
Sabes que me pasa con la sal maldón? Que me encanta coger granito tras granito y sin más derretirlo en la boca (manías mías)...
De nuevo, enhorabuena.

pisto dijo...

Una cena de ese estilo es lo que hicimos mi niña y yo ayer. Piqué media cebolla grande, muy fina. La poché suavemente en AOVE y cuando estuvo más que tierna, las escurrí y puse unas rodajitas de butifarra blanca de can pistraques a tostar en la sartén (desprovista de aceite). Cuatro huevos medianos batidos y todo en una tortilla francesa bien jugosita.

Es increíble lo buena que está una tortilla francesa con cebolla pochada. Queda jugoooosa y luego le añades cualquier cosa que haya por la nevera y queda de cine.

Lurka dijo...

Sabes una cosa Carmen? A mi Mini Yo también le pasa. Al final tengo que picarle en la mano porque si no me deja sin sal!!
Pisto me encanta que me des ideas!! Estoy segura que quedó buenísima, así que, me la guardo para otra ocasión. ;-))

mila dijo...

Totalmente de acuerdo con Carmen. He pensado lo mismo: ¿Cena superrápida? Mis cenas superrápidas son ponerle lonchas de jamón como una posesa al pan de payés. Jo, Lurka, que chollo de mujer eres

Lurka dijo...

Me he puesto "colorá" Mila. No soy un chollo de mujer, es que me gusta cocinar y a mis hombres comer así que somos el equipo perfecto.;-))
(Bueno, a mi también me gusta comer, claro, no me voy ha hacer la digna a estas alturas!!)

Garbancita ® dijo...

Vaya! Nunca había oído hablar de la melva. Lo más cercano en mi diccionario mental esta Melmac, el planeta de Alf.

Lo buscaré, siempre me da mucha curiosidad probar cosas que no conozco. Gracias por el descubrimiento ;)

Lurka dijo...

De nada Garbancita. A ver si te gusta tanto como a mi. Aunque la verdad es que la que compro por aquí, y no está mal del todo, no tiene ni punto de comparación con la que probé en San Lucar. Igual fue el descubrirla, igual fue el entorno, las vacaciones... (Aaaayy)