jueves, junio 08, 2006

Canelones De Verduras

El lunes venían a comer mi hermana y mi cuñado, éramos cuatro y como primer plato iba ha hacer canelones de verduras con mascarpone y queso de cabra. Lo tenía todo. Para el relleno: Dos puerros, un calabacín, dos berenjenas, dos cucharadas de mascarpone, 100 gramos de queso de cabra. Para gratinar: parmesano para rallar, cuatro tomates maduros, un vasito de vino blanco, orégano, aceite, azúcar, sal y pimienta y los canelones…¡LOS CANELONES!!!??

Pues no. Los canelones no. Bueno, en honor de la verdad tenía 4 pero me parecían pocos para cuatro personas.

Era lunes festivo y estaba todo cerrado. Entonces recordé que estos días que he estado desconectada del mundo mundial me terminé un libro muy recomendable que se titula “La mafia se sienta a la mesa” y uno de los platos que preparaba una de las mammas era una lasaña y no me pareció muy difícil de hacer la pasta.

Tenía harina, tenía huevos, tenía aceite y tenia tiempo. ¡Por una vez lo tenia todo!!

Así pues con tiempo por delante, me puse manos a la obra. Con trescientos gramos de harina, tres huevos, un poco de aceite y sal, hice , en un cuenco grande, un volcán de harina con los huevos dentro y empecé a batirlos, añadiendo poco a poco la harina hasta formar una masa compacta, seca pero maleable, que amasé sobre el mármol de la cocina enharinado, durante aproximadamente 15 minutos dándole golpecitos de tanto en tanto (Es realmente desestresante). Cuando creí que estaba ya bastante amasada, la pasta no se pegaba a los dedos, pero estaba elástica, hice con ella una bola y la tapé con un trapo para que reposara 30 minutos. Mientras me puse a preparar el relleno, en una sartén con un poco de aceite, puse a pochar los puerros con el calabacín y las berenjenas todo pelado y cortado bien pequeño. Lo dejé que se fuese haciendo poco a poco, con un poquito de sal. Una vez hecho el relleno, lo puse a colar para que escurriese todo el aceite. Mientras escurría el relleno, seguí con la pasta, partiéndola en cuatro partes y empezando por un cuarto la fui aplanando con el rodillo, doblándola sucesivamente y aplanándola hasta conseguir la anchura deseada. Con uno de los canelones que tenia, a modo de plantilla, fui cortándolos, pero tratando de aprovechar la máxima pasta posible, al final quedaron unos más pequeños que otros. Esto lo fui haciendo sucesivamente con cada cuarto hasta acabar con toda la masa. Me salieron unos 36 canelones. Los volví a tapar y tan contenta seguí con el relleno añadiéndole las dos cucharadas de mascarpone y el queso de cabra rallado. Mezclé bien todos los ingredientes y puse agua al fuego para empezar a hervir la pasta. Fui hirviendo y rellenando a la vez, la pasta la hervía un minuto.

No se si es porque las berenjenas eran pequeñas o porque los canelones eran más grandes que los que utilizaba siempre pero al final me salieron unos quince canelones.

Lo dejé reposar un rato mientras preparaba el tomate confitado para poner por encima. Pelé, despepité y partí a cuadraditos el tomate que puse en un cazo con bastante aceite, orégano, sal, pimienta, una cucharada de azúcar y un vasito de vino blanco. Lo dejé hervir durante 5 minutos. Luego lo vertí encima de los canelones y rallé el parmesano que añadí al tomate confitado. Lo puse a gratinar en el horno, ¡Y listos!

Son fáciles de hacer y quedan riquísimos lo más complicado en este caso fue, que por mi mala cabeza tuve que hacer la pasta, pero a la vez, hizo que quedaran más ricos que nunca.

¡Me siento tan orgullosa de mi misma.!!

Como tenia mucha pasta tuve que improvisar unos de carne para mi "Mini yo" pero eso ya lo contaré otro rato.

Estos de la fotico son los que quedan. Hoy sin falta los congelo y este fin de semana caen de alguna manera. (Se admiten sugerencias)

Lkr.

7 comentarios:

pisto dijo...

Impresionante. Menudo trabajo el de esos canelones, pero el resultado merece muy mucho la pena a juzgar por lo visto.

Ya que te ha sobrado pasta, ¿por qué no nos cuentas cómo se hacen unos canelones tradicionales a la catalana? Es que me encantan.

pisto

Gourmet de provincias dijo...

Una alternativa distinta: ¿Qué tal un relleno de setas y gambas, por ejemplo?

pisto dijo...

Hombre,

un relleno de setas y gambas -no para unos canelones sino para una lasaña- fue una de mis primeras anotaciones en pistoynopisto

Copiada de un magnífico libro que sucede por tus tierras. Ahí va el link y que lurka me perdone por la auto-publicidad

http://www.pistoynopisto.com/index.php/2005/05/03/p51

mila dijo...

Lurka, voy a proponerte seriamente para que hagas un programa de cocina. Yo no tengo ni papa de cocinar y leyéndote (tan bien explicadito todo) creo que sería capaz de hacer los canelones. Mmmm.

Lurka dijo...

Pisto me avergüenzo de mi misma pero… ¡Nunca he hecho canelones a la catalana.!!Los que improvisé para mi "Mini yo" aunque eran de carne no eran los tradicionales eran eso, improvisados como pude y aunque no quedaron malos no tienen nada que ver con los verdaderos. Y no me importa que te publicites, todo lo contrario.;-)
Tomo nota Gourmet y ya tengo de todo para hacer los canelones con setas y gambas (creo). Pondré resultados.
Mila, gracias, gracias. Hacer la pasta de los canelones es más fácil de lo que parece solo hay que ponerse con tiempo por delante. Y si la compras hecha tardarás nada y menos, de verdad, pruébalo y verás. Soy consciente que hay muchísima gente que cocina y lo explica mejor que yo, pero aun así, me encanta que te guste. Un beso.

campo di fragole dijo...

Hola Lurka, una sugerencia para tus cannelloni: queso ricotta o requeson, calabaza cortada en cuadraditos salteada con aceite de oliva sal, pimienta negra, jengibre en polvo (una piszca) y romero. Hacer una mezcla añadir tambien trozo de queso ahumado o scamorza affumicata (de seguro en Catalunya podras conseguirla) un huevo batido para ligar, parmesano rallado y neuz moscada. Rellenar, cubrir con bechamelle o salas de tomate con un poquito de bechamelle, parmesano y al horno.

Lurka dijo...

Gracias, Campo di fragole!!. En estos momentos mismos estos babeando como si fuera Homer Simpson ante un bocadillo. Lo que haré será hacer más canelones y rellenarlos de las dos maneras. Si sobran, los congelo hechos. Ya veréis ya...