miércoles, marzo 14, 2007

LOS CANALONES QUE SE CREIAN CROQUETAS

Alguien ha visto el anuncio del pollo que se creía patata? Pues algo parecido le ha pasado a mis croquetas.

Siguiendo con la ilusión de mi Princess de lo rápido que se bate todo, me atreví a probar en esta ocasión con...LA CUCHILLA.

Había hecho caldo de pollo, con mucho pollo,(un muslo de gallina, una blanqueta de pavo, algo de jamón, su correspondiente pilota y bastante verdura) y sobró, claro. La excusa perfecta para volver a utilizar mi Princess, hacer croquetas.
He de decir que aunque
parezca mentira nunca había hecho croquetas. Es lo que tienen los recuerdos de la niñez. A pesar de que mi madre es una gran cocinera, las croquetas que hacía eran las peores que le comido en mi vida. Todo lo contrario que le pasa a mi Maxi, y yo tenia el reto de mejorar el recuerdo de las croquetas de su abuela.

Me puse manos a la obra. Después de separar la carne de sus respectivos huesos, pique la misma con algo de verdurita cocida, algún garbanzo, una poca de cebolla confitada, y además un tomate y media cebolla mas que había escalibado. Lo pique bien picadito e hice una bechamel, mezclé bien el pollo (y sus cositas) con la bechamel, la rectifique de sal y puse la mezcla en la nevera.
La masa estaba riquísima y la textura suave pero con trocitos, aunque quizás un poco liquida. Pensé para mis adentros que, bueno, si la dejaba reposar toda la noche en la n
evera, al día siguiente me quedarían con la textura perfecta, suaves por dentro y crujientitas por fuera, como a mi me gustan.

Así pues al día siguiente después de una discusión de si se tenían que rebozar en harina, huevo y pan rayado, o bien como las rebozaba la abuela, solo con harina y huevo, decidí hacer unas cuantas en harina y huevo y otras con el pan rallado. DECEPCIÓN.

Con harina solo quedaban, bueno no quedaban de ninguna manera porque ya ni mantenían forma ni nada. Y con pan rallado conseguían mantener la forma de una croqueta pero al freírlas no se si es que el aceite no estaba suficientemente caliente o era escaso o bien mis croquetas eran muy liquidas o no se ya que era lo que pasaba, pero petaban y se deshacían. Después de intentarlo de varias maneras desistí. Mi Mini Yo se puso las botas comiéndose todas las pruebas. Este fue el resultado. Y fueron las más bonitas. Al final, tarde ya, con hambre los tres, bueno, los dos porque el Mini yo ya estaba hinchado con las pruebas, terminé haciendo esa especie de tartaletas gratinadas con queso de la foto y para el día siguiente unos canalones que gratinados que con la bechamel, queso rallado y unos trocitos crujientes de jamón serrano quedaron buenísimos, pero no eran las croquetas que habían querido ser en un principio.

No importa, seguiré intentándolo, a cansina no hay quien me gane y si no que se lo pregunten al huevo revuelto que se creía tortilla o al cacho carne que se creía roast beef.

Lrk.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, a mi alguna vez también se me han deshecho las croquetas.
La razón es que la masa estaba demasiado líquida. Yo cuando las hago en lugar de hacer una bechamel, lo que hago es echarle un par de cucharadas soperas de harina a la masa cuando ya la tengo hecha,dejo que la harina se tueste un poquito y después añado un chorrito de leche, pero no mucha, y cuando ya está ligada la dejo enfriar.
Así las croquetas quedan más consistentes y no corres el riesgo de que queden blandas.
Y siempre las rebozo en huevo y después en pan rallado, nunca utilizo harina.
El aceite tiene que ser abundante y estar bien caliente, pero que no humee y no pongas mucha cantidad de croquetas a la vez, si no la temperatura del aceite bajaría muy rápido y también corres el riesgo que se deshagan.
Espero que estos consejos te sirvan para la próxima vez que hagas croquetas.

Besitos

Dorothy

Camille dijo...

A mi me encantan las croquetas, me vuelven loca!. Pero es una asignatura pendiente. No me quedan bien y ya he desistido. Con lo bien que las hace mi madre!!

Saludos,guapa!

P.D. Te he encontrado por un link de estinto básico pero no sé...creo que tenemos bastanes cosas en común, aparte de la misma plantilla de blogger je je

Lurka dijo...

Gracias Dorothy!!! Yo lo voy a seguir intentando, eso seguro, pero tengo que hacer una comparativa de croquetas;-P ya que en la familia de mi Maxi, dicen que sin pan rallado estaban pero MUCHO mejor. Cuando tenga resultados ya lo contaré por aquí.
Camille Esta mañana me he dado una vuelta rápida por tu Blog y he visto tu perfil y si, creo que tenemos mucho en común. Te leeré detenidamente.
Besitos a las dos.

Anónimo dijo...

Yo nunca he comido las croquetas sin rebozar en pan rallado, es que sin el rebozado es como si comieras otra cosa!!
Pero supongo que todo es probarlo.
Ya nos dirás cómo salen la próxima vez.
Dorothy

Carmen dijo...

Lurka a mi me encantan los canelones pero al Maxi de los mega Maxis le horrorizan así es que nunca ha sido mi dedicación... mi tieta los hacía tan requetebuenos que nunca se los superé... además, entre tu y yo, con lo buenos que los hacen en la carnicería de la esquina para qué tanto lío, jajaja. Mi último descubrimiento han sido los de setas y tófona, mmm buenísimos.
Besitos

Jose dijo...

Ups, no debió salir el correo en el comentario, tenía que poner Jose, borralo porfi...

Lurka dijo...

Jose he tenido que suprimir todo el comentario :-(

Margarida dijo...

Las croquetas de "mami"
Estas medidas no fallan:
160 g d mantequilla + 2 cebollas muy muy picaditas, sofreír muy lento. Añadir 160 g de harina y cocinar igual de lento removiendo continuamente durante 3 ó 4 minutos. Agregar 1 litro de leche caliente. Mezclar muy bien para que no queden grumos, añadir la carne o pescado que quieras, salar. Debería cocer la masa mínimo 20’. Sabrás que está en su punto cuando al removerla se despegue de las paredes. Dejas enfriar y como es natural se rebozan en huevo y pan rallado.
Si las hace y te quedan ricas cuéntamelo. Un beso :)

Lurka dijo...

Muchas gracias Margarida!! Cuando las haga te cuento.
Un Beso.